domingo, 24 de mayo de 2015

Cuento para Niños de Corazón Grande...



¿Cómo matan los cobardes?





Una vez Confucio caminaba junto a un discípulo por unas montañas de tupida arboleda. Sentían mucha sed, por lo que mandó a su alumno que bajara al riachuelo por un poco de agua.

Cuando Zi Lu, el discípulo, se incorporó después de saciarse en las cristalinas aguas, sintió que su pelo se erizaba al ver a un tigre a su espalda con las dos patas delanteras levantadas, en plena acción de ataque y que le venía encima. Sentía tal pánico que empezó a mover mecánicamente las manos en una desesperada defensa instintiva. Fracciones de segundo antes de que la terrible pata de la fiera lo derribara de un golpe, se hizo de lado y se apoderó, no se sabe cómo, de la cola del tigre y tiró de ella con frenesí una y otra vez, con movimientos desenfrenados. Al final, vio que la fiera se alejaba gimiendo, quedándose él atónito, con la cola del tigre en las manos.

Un buen rato después, cuando hubo recuperado la calma de sus nervios destrozados, volvió con el agua y el exótico botín de su hazaña.

Preguntó al maestro cómo matan al tigre los más valerosos. Confucio le contestó:

- Los héroes lo hacen asestándole golpes en la cabeza, los menos valientes lo hacen tirando de sus orejas, y los cobardes se apoderan únicamente de la cola. 

El discípulo de Confucio se sintió burlado. Arrojó lejos la cola del tigre y metió una piedra en su bolsillo. Odiaba a su maestro creyendo que le había enviado por agua para que le matara la fiera. Quería vengarse con esa piedra justiciera, pero antes preguntó:

- Maestro, ¿cómo matan los más valerosos?
- Los más valerosos matan con el pincel, los menos valientes lo hacen con la lengua.
- ¿Y los cobardes?- Con la piedra en el bolsillo. Su discípulo se estremeció de miedo y se puso de rodillas ante su sabio tutor. De allí en adelante se convirtió en el alumno más fiel y más brillante de Confucio.


Extraído del Libro "101 Cuentos Clásicos de la China" Recopilación de Chang Shiru y Ramiro Calle

martes, 19 de mayo de 2015

Cuento para Niños de Corazón Grande



EL PESCADOR





Un banquero americano estaba en el muelle de un pueblito caribeño, cuando llegó un bote con un solo pescador.

Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño.
El americano elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó
¿Cuánto tiempo le ha tomado pescarlos?
El pescador respondió que sólo un rato.
El americano le preguntó por qué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado.
El pescador dijo que él tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.
El americano le preguntó qué hacía con el resto de su tiempo.
El pescador dijo:
"Duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi señora, caigo todas las noches al pueblo donde tomo vino y toco guitarra con mis amigos.....tengo una vida agradable y ocupada."

El americano replicó: "Soy de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y, con los ingresos, comprar un bote más grande y, con los ingresos del bote más grande, podrías comprar varios botes, eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros.
En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador y, eventualmente, abrir tu propia procesadora. Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este pueblo e irte a la capital, donde manejarías tu empresa en expansión".

El pescador le preguntó:
- "¿Cuánto tiempo tardaría todo eso?"
A lo cual respondió el americano:
- "Entre 15 y 20 años".
- "Y luego ¿qué?", preguntó el pescador.
El americano se rió y dijo que esa era la mejor parte.
"Cuando llegue la hora deberías vender las acciones de tu empresa al público. Te volverás rico y tendrás millones!!!".
- "Millones ... y luego ¿qué?"

"Luego te puedes retirar. Te mudas a un pueblito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, caer todas las noches al pueblo donde tomas vino y tocar guitarra con tus amigos".
Y el pescador respondió:
"Y acaso...¿eso no es lo que ya hago?".

Moraleja:
Cuántas vidas desperdiciadas buscando lograr una felicidad que ya se tiene pero que muchas veces no vemos.


domingo, 3 de mayo de 2015

FILOSOFIA ESENCIAL










FILOSOFÍA ESENCIAL PARA JOVENES...

¿Alguna vez tejiste sueños? ¿Alguna vez soñaste con trabajar para hacer un mundo mejor? Seguro que sí. ¿Sentiste alguna vez la necesidad de ayudar a alguien que sufre? ¿Te sentiste conmovido por el dolor del hombre? ¿Sentiste dolor por un niño abandonado? Eso que late en tu corazón, esas ansías de Bien que hay en ti provienen de tu más pura esencia y se llama SER.

Vivimos en un mundo en el cual las noticias hablan de drogas, crimen, robo y todos los errores que el hombre comete a nivel masivo, pero no es noticia el Bien, ni la Verdad, ni la Virtud, sin embargo este cielo nublado aguarda por mariposas que devuelvan  la belleza a este feo panorama de la humanidad; mariposas que tienen Fe en Dios, Fe en el hombre y en su esencia divina, Fe en el Bien, la verdad y la belleza.

El aleteo de cada mariposa es un tratado de filosofía esencial, en el que se sacia la Sed Interior que el hombre posee de manera innata, esa voz que en el interior del hombre se pregunta: ¿qué es la vida? ¿Quién es el hombre?


Te habrás preguntado muchas veces ¿cuál es el sentido de mi vida? ¿Si tiene lógica que tal vez no alcanzamos a ver, qué misterio habita en la vida de una rosa, o una nube o una hormiga? Esa es la verdadera FILOSOFIA ESENCIAL, es la que busca acercarse a comprender la vida, no las definiciones que nos dan los libros sino lo que recreamos en lo más intimo de nosotros mismos.

HAFIZ